1. Home
  2. La empresa
  3. Quiénes somos

Quiénes somos

header_silkroad.jpg
« »

Una nueva era

Arbos comienza un nuevo capítulo en su historia, con un futuro vinculado al ambicioso proyecto "One Belt, One Road", inspirado en una Ruta de la seda moderna que conecta Oriente con Occidente, y a lo largo de cuyo camino transferiremos tecnologías, ideas y cultura, respetando la sostenibilidad y la protección del medio ambiente.

Inspirándose en el pasado glorioso de su marca, de la que ha conservado sus valores, ha sido rescatada y consolidada gracias a un gran trabajo de recuperación y actualización. Arbos basa su estrategia actual en el diseño técnico italiano, que se caracteriza por la calidad del producto y el cuidado del estilo, la ergonomía y las tecnologías garantizadas por los tests más avanzados del mundo. Siguiendo estas directrices, Arbos ofrecerá al mercado maquinaria para la agricultura como tractores, cosechadoras e implementos, de acuerdo con las necesidades de los clientes de hoy en día.

Basándose en un modelo de negocio único, que aprovecha al máximo las sinergias del intercambio tecnológico y cultural entre Oriente y Occidente, Arbos tiene por objeto proponer su producto al mercado mundial, ofreciendo el máximo valor de inversión gracias a tecnologías útiles y eficientes, y a un extraordinario nivel de confort.

Un gran proyecto entre italia y china

Lovol Arbos Group Spa es un holding industrial propiedad exclusiva de Tianjin Lovol Heavy Industry Co. Ltd., una de las compañías chinas más activas con una clara visión estratégica a largo plazo. La empresa se está dedicando a una intensa actividad de promoción y desarrollo de las diferentes áreas de negocio, en el mercado interior chino y en todo el mundo. Entre las varias iniciativas, cabe destacar el desarrollo de prácticas agrícolas respetuosas con el medio ambiente, maquinaria agrícola de alta eficiencia adecuada para las prácticas agrícolas más avanzadas y una línea completa de implementos integrados que cubran todo el ciclo agronómico en sentido tradicional y actual. Estas máquinas deben ser capaces de mejorar la producción de las grandes explotaciones agrícolas chinas, convirtiendo la mecanización agrícola de China en un factor de relieve para una población mundial en continuo crecimiento.

El proyecto Lovol comenzó en Europa con la creación, en el año 2011, de un centro de investigación y desarrollo en Bolonia, en el corazón del “Motor Valley”. Allí, los expertos ingenieros y una red de proveedores de componentes de alta tecnología dieron vida a un plan de desarrollo estructurado en el sector de los tractores agrícolas y las cosechadoras.

Los objetivos principales del Grupo incluyen el diseño de tractores de 100 a 260 CV. Durante estos primeros años del proyecto, también se ha recuperado y revitalizado la marca histórica italiana Arbos, que volverá al mercado con toda la fuerza del conocimiento industrial que daba vida a las gloriosas cosechadoras Arbos. Además, con la adquisición de la empresa MaterMacc de Friuli, fabricante de plantadoras y sembradoras de alta tecnología, y de Goldoni, líder en la producción de tractores especializados en frutales y motocultores, se ha emprendido una serie de adquisiciones futuras dirigidas a crear un grupo industrial integrado e internacional, capaz de afrontar el mercado con su línea completa.

Desde su fundación en 1998, Lovol ha tenido como objetivo ampliar sus actividades a la maquinaria agrícola, las máquinas para el movimiento de tierras, los motores diésel y los vehículos ligeros. Lovol es el mayor fabricante chino de maquinaria agrícola, con unas cifras de venta que lo convierten en un auténtico líder de mercado: 100.000 tractores y 50.000 cosechadoras fabricadas cada año, con un volumen de negocio de 3,15 mil millones de euros. El nacimiento de Lovol Arbos Group Spa es un evento fundamental, la piedra angular de las nuevas actividades de Lovol en Europa.
Al mismo tiempo, la inversión y el desarrollo en Italia van a acelerar y promover la transformación y remodelación de Lovol, con un impacto significativo en la innovación y el desarrollo de la maquinaria agrícola de alta gama en China.

Italia y China son, respectivamente, la cuna de la civilización occidental y oriental, y marcan, al mismo tiempo, el comienzo y el final de la histórica Ruta de la Seda. La colaboración iniciada y consolidada con el tiempo entre Italia y China nació en esta ruta comercial y de beneficio recíproco que conecta Europa y Asia, y que ahora ha llegado a la gran iniciativa estratégica "One Belt, One Road" para una nueva Ruta de la seda. Esta colaboración puede beneficiarse de la gran experiencia italiana en la producción de alta calidad, la protección del medio ambiente, el diseño y la agricultura moderna, y combinar los puntos fuertes de cada uno para aportar nuevas energías a la cooperación entre China e Italia.
 


Sobre la nueva ruta de la seda

profilo.jpg
¿Qué une a las antiguas y gloriosas marcas Bubba y Arbos con el impulso de modernización y mejora de las técnicas de ingeniería agronómica y agrícola procedente del Lejano Oriente? Por un lado, la historia de las empresas industriales, que han trabajado en el corazón del "Motor Valley", con sus maravillosas historias humanas y los muchos retos económicos y técnicos. Durante casi un siglo, estas empresas han desarrollado máquinas eficientes y eficaces que se han conservado, no sólo en los recuerdos, sino también físicamente en los campos. Por otro lado, nos encontramos con un país con una industria joven y dinámica que crece rápidamente. China, con su capacidad de realizar inversiones industriales, quiere ampliar su gama de productos agrícolas para satisfacer las inmensas posibilidades de crecimiento cuantitativo y cualitativo del sector, respondiendo a la creciente demanda de producción de alimentos y biocombustibles. Con el intercambio de conocimientos técnicos y con la ayuda de la cultura relacional, es decir, con la capacidad de comprender a los demás y hacerse comprender compartiendo valores comunes, se puede crear riqueza y prosperidad para ambas partes. La conexión entre estas dos realidades también pasa a través de las grandes rutas de comunicación. De la antigua “Via Emilia”, en la que un equipo de apasionados expertos italianos se encuentra con un equipo joven y entusiasta chino, que llega de la antigua Ruta de la seda, compartiendo los mismos objetivos de crecimiento y mejora. Este gran proyecto internacional entre Pekín y Venecia se ha llamado “Economic Belt Silk Road” y, a su manera, Bubba y Arbos también forman parte de él. Andrea Bedosti, ‎gerente de Lovol Arbos Group Spa.

Una visión de futuro

La visión de Arbos es una combinación perfecta entre los valores distintivos de la marca —calidad, tecnología y rendimiento— y las directrices que han caracterizado toda la fase de diseño de los nuevos productos:
innovación tecnológica accesible a todos los clientes que buscan un producto con una gran relación calidad/precio;
constante atención al cliente como base para la mejora continua;
la confianza en la marca, el producto, el servicio que se genera cada día debido, sobre todo, al valor humano y al mejor uso de las personas con talento, que son el objetivo de este proyecto.